Beneficios de la Lactancia Materna

La lactancia Materna tiene multiples beneficios

BENEFICIOS PARA CADA BEBÉ

La leche materna le ofrece a cada bebé en desarrollo, un alimento nutritivo, accesible, y que ayuda a protegerle del síndrome de muerte súbita.  La incidencia de diarrea es de 3 a 14 veces mayor en bebés alimentados(as) con biberón cuando se comparan con los(as) amamantados(as).  Además, los(as) bebés que reciben leche materna producen mayores niveles de anticuerpos como respuesta a las inmunizaciones infantiles.

Los y las bebés amamantadas tienen un riesgo menor de adquirir infecciones del tracto urinario.  

La lactancia materna ayuda a prevenir la diarrea, incluyendo eczema, alergias hacia los alimentos y respiratorias, tanto en la niñez como en la adolescen-cia.

La composición de la leche materna cambia en una simple comida y va transformándose conforme avanza el proceso de lactación, mientras que las fórmulas siempre se mantienen uniformes (Jensen et al. Handbook of Milk Composition, 1995: 836).

BENEFICIOS PARA LAS MUJERES

La lactancia materna es un placer especial para las madres y para sus bebés.  También ofrece beneficios a largo plazo para las madres que amamantan: la lactancia reduce el riesgo de cáncer de seno y de ovarios,  de anemia y de osteoporosis.

La lactancia materna exclusiva ayuda al esparcimiento entre embarazos, dándole a la mujer tiempo para recuperarse del parto, y así poder cuidar a sus bebés y a contribuir a la seguridad alimentaria de la comunidad y del hogar.

BENEFICIOS PARA LAS FAMILIAS 

La lactancia materna le cuesta muy poco a las familias y a las madres.  La alimentación artificial puede consumir  de un 20% a un 90%  del ingreso familiar; a esto hay que añadirle  los costos de tener que cuidar a niños(as) enfermos. 

Todo(a) bebé, sus hermanos y hermanas y sus familiares se beneficiarán de la lactancia materna y podrán tener mejores oportunidades de acceso a una alimentación más nutritiva.

BENEFICIOS PARA LAS COMUNIDADES

La lactancia materna es un importante seguro cuando las familias sufren golpes y emergencias.  En casi todos los países, ricos o pobres, los niños y niñas de familias de menores ingresos, tienden a ser menos amamantados(as).  Sin embargo, podrían recibir el mejor alimento, el más accesible y nutritivo de todos, si recibieran la leche de pecho.

Las madres pueden estar seguras que cuando amamantan proveen la mejor alimentación.  Madres pobres, que experimentan ellas mismas hambre y que no pueden comprar los alimentos que necesitan a diario, pueden amamantar y generalmente, lo hacen más que aquellas que están mejor nutridas. La madre lactante tiene el derecho a la mejor nutrición y la sociedad debe cumplir con la responsabilidad de brindársela.
 

«Invertir en la promoción de la lactancia materna es una de las intervenciones de salud con mejor costo-efecto disponibles» (Orton et a. 1996:165).

BENEFICIOS PARA EL AMBIENTE 

Vivimos en un mundo contaminado.  La lactancia materna no produce desperdicio.  Cada madre que amamanta reduce el problema de contaminación y de la disposición de basura.  Mientras se amamanta no se necesita utilizar ni la tierra, ni el agua, ni metales, ni plásticos, ni combustible, ni utilizar dinero o depredar al medio ambiente.  La lactancia materna ayuda a proteger a la naturaleza.

Para hacer las mezclas de leche en polvo, y esterilizar y lavar los biberones y tetinas, se utiliza mucha agua.  Se necesitan aproximadamente 200g de madera para hervir un litro de agua; en un año un(a) bebé alimentado(a) artificialmente puede usar por lo menos 73 kilos de madera.